Etiquetas

, ,

Siempre escucho esas manecillas del reloj, de ese reloj no electrónico sino clásico diría yo; ese que nos marca el tiempo y nos apura, a veces nos recuerda que solo estamos aqui por un tiempo no muy eterno como solemos pensar. Como digo, eso de dejar vagar la mente entre tanto pensamiento si llega a cansar. Yo solo pregunto y me pregunto, que es y lo que creo de tal o cual cosa; es por eso que me gusta escribir, platicar, comentar lo que observo y lo que pienso de lo que capta mi atención.

Hay un cuento entre tanta vida que sucede, hay un sin fín de ideas que se cuelan en la cabeza y que no dejamos ir por cualquier circunstancia y a veces es bueno respirar, soltar, procesar y de alguna manera fluir en este espectáculo sin tantos miedos o dudas. El camino para hacerse la vida un poco o mucho más fácil puede ser muy confuso al principio porque siempre nos aferramos a una idea de como ¨deben¨ ser las cosas que hemos procesado a lo largo de nuestra vida.

Para mí esto es una invitación a la reflexión del momento, a liberarnos y soltar lo que pensamos, eso que callamos por miedo y que también buscamos compartir con amor. Es un intercambio de experiencias que están ahí, que siempre están ahí y que hoy son el mejor momento para comunicar.

Es una buena noche, un tiempo de descanso…au revoir.

Anuncios